Trigo y Cizaña

Centro Cristiano de La Vila Joiosa

Durante un tiempo, medité en la parábola del Señor Jesús que encontramos en el evangelio de San Mateo, sobre el trigo y la cizaña. 40 13:24-30 Y a pesar de que el Señor Jesús, la explica...

 

Centro Cristiano de la Vila Joiosa (Alicante) España - [CentroCristianodelaVila.com]

Enviar a un AmigoAumentar LetraDisminuir LetraImprimir Artículo
Descargar el artículo Trigo y Cizaña en pdf

Trigo y Cizaña
30-01-2009 - Antonio Sellés

Fotografía: Trigo y Cizaña

Durante un tiempo, medité en la parábola del Señor Jesús que encontramos en el evangelio de San Mateo, sobre el trigo y la cizaña. (Mateo 13:24-30)

Y a pesar de que el Señor Jesús, la explica a sus discípulos detalladamente en la intimidad, tal como solía hacer, cuando estos no comprendían sus parábolas, yo sentía que debía seguir meditando en ella, porque había algo que se me escapaba, sin saber exactamente el que. (Mateo 13:36-43)

Así que dediqué un tiempo, a conocer mejor las características del trigo y de la cizaña.

Confirmándome el diccionario Espasa Calpe, lo que intuía, que ambos (trigo y cizaña) pertenecen a la misma familia, la de las Gramíneas. Esta es una extensa familia de plantas con flor, la más importante del mundo desde los puntos de vista económico y ecológico.

Todos lo cereales cultivados del mundo son gramíneas; por tanto la importancia económica de esta familia vegetal es enorme.

El bienestar de la humanidad depende en gran manera, de esta familia de cereales, entre ellos el trigo.

El trigo es uno de los cereales más importantes para la humanidad, cultivado como o para alimento desde los tiempos prehistóricos.

Casi todo el trigo se destina a la fabricación de harinas para panificación, pastelería y pasta alimenticias

Se elabora con él, cerveza, güisqui y alcohol industrial.

Pienso para el ganado.

Sucedáneo de café, en algunos lugares de Europa.

Su paja es utilizada para la elaboración de papel.

El almidón de trigo se emplea como apresto de tejidos.

Del trigo, se aprovecha todo.

La cizaña es tan antigua como el trigo, pero sus propiedades son totalmente distintas; se conoce a la cizaña sobre todo por sus propiedades tóxicas; crece entre los cereales y es muy difícil de extirpar o de eliminar. No hay nada mas que decir de ella.

Mientras el trigo produce y da vida, lo único que produce la cizaña es ruina y muerte.

Una vez hecha la introducción, sobre la diferencia que puede haber entre miembros de una misma familia, en este caso del trigo y de la cizaña, vamos de nuevo a meditar en su parábola.

Conocemos que el que siembra la buena semilla es el hijo del hombre.
Que el campo es el mundo.
Que la buena semilla son los hijos del reino.
Que la cizaña son los hijos del malo.
Que el enemigo que la sembró, es el diablo.
Que la siega es el fin del siglo o mundo.
Que los segadores son los ángeles.
Que estos recogerán a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad.
Que los echarán al horno de fuego.
Y que allí será el lloro y el crujir de dientes.

Pero en la parábola, aparecen unas personas, (ver. 27) siervos del padre de familia, que el Señor Jesús no menciona en la explicación que de ella da, a sus discípulos. Esto me intrigó.

Y como en varias ocasiones, he oído exponer esta porción de la parábola, amonestando y culpabilizando, a los que trabajan para el Señor, (y a otros) ante situaciones similares, a las que se dan en la parábola. Llegué a la siguiente conclusión:

En la parábola en cuestión, el Señor del campo no amonesta a sus siervos al darle estos a conocer, la obra de su enemigo, hecha, mientras ellos dormían. (Ver. 25)

Debido a que, estos siervos personifican a los llamados a trabajar para el Señor de Gloria, y que ha menudo no son responsables de las situaciones adversas que se producen en su entorno. Acordémonos de Moisés cuando subió al monte Sinaí, y de lo que sucedió en el campamento; allí también se sembró cizaña en ausencia del líder, no estando precisamente este durmiendo, sino ante la presencia de Dios. (Éxodo 32)

Además el Señor, conoce muy bien nuestra naturaleza, Él nos creó y sabe la necesidad del sueño reparador para sus criaturas. Lo que Él desea es que mientras estemos velando, no demos ninguna cabezadita, ni nos distraigamos.

Estos siervos hicieron lo que debían, al estar capacitados y preparados para la labor que desarrollaban; supieron distinguir el trigo de la cizaña, (por sus frutos los conoceréis) comunicándole inmediatamente al Señor del campo lo que vieron y descubrieron, preguntándole a que se debía este hecho y, ofreciéndose a repararlo a su manera. (Mateo 13:27-28)

Pero su Señor les conminó a no hacer nada de lo que le proponían, sino que siguieran sus instrucciones al pie de la letra, explicándoles a continuación los motivos que tenía. (Mateo 13:29-30)

En mi humilde opinión, esta parábola, entre otras cosas, es una clara enseñanza para los siervos de Dios. Para todos aquellos que el Señor, ha llamado, y capacitado para trabajar en su obra.

Para que no presten ningún tipo de atención, al dedo acusador del enemigo, al intentar hacerles sentirse culpables, cuando en la congregación se levanten, críticas, juicios, murmuraciones y cosas semejantes; es decir, cuando la cizaña comienza a brotar y a dar fruto, haciendo peligrar la obra de Dios.

Consultando, al Señor, la decisión a tomar, ante cualquier adversidad y ataque del enemigo, esperando que Él determine el tiempo y el momento de actuar, según su sabia voluntad. Que es de la única manera que deben proceder los siervos de Dios, cuando la cizaña comience a brotar

Permaneciendo siempre bajo la dirección del Señor. Ocupados en la labor que se nos ha confiado, sin que nada nos distraiga de nuestra tarea; con la certeza de estar haciendo su voluntad. Teniendo paz y gozo en nuestros corazones, como bien dice la palabra: En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. (Salmos 4:8)

Porque no hay acusación que se mantenga, ni sentimiento de culpabilidad que valga, si no hay reprensión de parte del Señor que nos llamó, “Ya que, si Dios es por nosotros” ¿quién contra nosotros?

Que el Dios de gloria, bendiga a todos aquellos que el Señor ha llamado para trabajar en su campo.

Amén y amén.

La Gloria sea siempre para nuestro Dios.

Fotografía: Antonio Sellés
Antonio Sellés
Pastor
278 publicaciones
[Enviar un Mensaje]



Comentarios [7]

[Dejanos tu opinión]

 

Nombre:
Email:
Comentario:
 
Para verificar que no eres un robot introduce el texto de la siguiente imagen:

 

7.- Anatolio Guzman
23-08-2013
Todo está bien solo que como pastor trata de echar balones afuera cuando dice que el diablo sembró por que sus lideres se durmieron, y presenta el caso de Moisés, en ambos casos es la ausencia de su líder lo que provoca que el diablo siembre la mala semilla.


6.- SILVIA
28-11-2012
Oh Antonio, el Señor está obrando en mi a través tuyo, justamente estoy atravesando un momento familiar tan fuerte,tan inmanejable!!!! y me llegan tus palabras, oh Gracias Señor por hablarme a través de mi hermano Antonio. Bendícelo grandemente Señor.


5.- balmaceda cristian
17-05-2012
Muy bueno la enseñanza me sirvió mucho, que Dios los bendiga.


4.- Jose
22-11-2011
Qué buena aplicación, gracias por ayudarnos a caer en cuenta de ello, a veces la culpa que sienten los siervos del Señor por los resultados los hace sentir tristes y desanimados, pero mirando esto, recuerdo y parafraseo lo que Pablo dice: "Uno sembró, otro regó, pero el creimiento lo da Dios", y tambien lo que dice en Marcos 4 acerca del crecimiento del grano, que es un misterio oculto, que depende en últimas sólo de Dios....Dios le bendiga por su explicación. Gracias.


3.- Grace Martinez B.
02-02-2009
Muy edificante su articulo, don Antonio, y muy enriquecedor, para nuestro caminar con Dios de cada dia y nuestra lucha contra el adversario.

Grace Martinez B.


2.- fernando
31-01-2009
Hoy precisamente estaba pensando en lo mezquino que es el diablo, (que Jehová lo reprenda) que cuando estas en una situación difícil, él la utlíza para traer sentimientos de culpabilidad, y esto te hunde aún más. Gracias por el texto, me alienta lo que escribiste, el Señor lo usó para confirmarme y afianzarme, más aún, en lo que sentía y a desenmascarar a nuestro adversario.


1.- Jesús caballero
30-01-2009
Me parece una muy buena observación, que trae aliento a aquellos que se esfuerzan por cuidar y proteger a los miembros de cualquier congregación.