Las normas de Dios.

 

Todos los estudiosos de la Biblia  conocen  lo acontecido a Jesús con Nicodemo, que además de fariseo, era un hombre principal  entre los judíos.  Así y todo, lo vamos a recordar:

Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

Seguir leyendo


Conservando la identidad.

 

 

Se menciona en el primer capítulo del libro de Daniel, lo ocurrido a él (Daniel) y a otros tres jóvenes que fueron llevados cautivos a Babilonia.  Sus captores  les llevaron al palacio del rey,  mudaron  su dieta alimenticia y cambiaron sus nombres hebreos por otros babilónicos,  en un  claro intento de   cambiarles  su identidad. (Daniel, 1:3-7)

Identidad de la que no estaban  dispuestos a renunciar y  que les llevó a no temer enfrentarse al poder real,  debido a los vínculos que les unían con el Dios de Israel.  

Seguir leyendo


Desanimados.

 

Tuve recientemente una conversación con un  hermano en Cristo, el  cual me confesó que estaba  desanimado y sin ganas  de hacer nada. Y aunque no me lo dijera, entendí que estaba  evaluando apartarse del  ministerio;  dejar de trabajar para  el Señor. Labor a la que tiempo atrás, al llamado del Señor,  ilusionado se incorporó.

Porque el desánimo, como todos sabemos, es ausencia  de  ánimo; y que el ánimo  es la capacidad que tenemos los humanos de experimentar emociones,  afectos y comprensión.

Seguir leyendo


Sirviendo a dos señores.

 

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas(Mateo, 6:24)

Esto es lo que literalmente dejó dicho el Señor Jesucristo, en cuanto a que se debería tener muy claro el sentido de permanencia; el de saber de quién somos y  a quién servimos.

Seguir leyendo


La Intercesión.

 

Una de las acciones más deficitarias de la Iglesia, probablemente sea,  la de la intercesión. Y esto a pesar de que abundan eventos de todo tipo, sobre todo musicales, que parece ser, se organizan, para despertar espiritualmente a los asistentes y no como un entretenimiento pasajero, sino para motivar a los creyentes, a interceder  y buscar a  “los perdidos”, debido a  que  todo despertar espiritual genuino,  suele venir a través de la intercesión de los creyentes.

Seguir leyendo


En esto pensad….

 

Escribe desde la cárcel el apóstol Pablo,  una carta muy emotiva a la iglesia de Filipos. Iglesia que al haberla fundada en uno de sus viajes misioneros le unía  una estrecha y cordial relación.  No fue por casualidad que Pablo acompañado de Silas y Timoteo llegaran a Filipos; el Espíritu Santo  fue el que les llevó allí:

Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió.

Seguir leyendo