Las normas de Dios.

 

Todos los estudiosos de la Biblia  conocen  lo acontecido a Jesús con Nicodemo, que además de fariseo, era un hombre principal  entre los judíos.  Así y todo, lo vamos a recordar:

Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

Seguir leyendo


Desanimados.

 

Tuve recientemente una conversación con un  hermano en Cristo, el  cual me confesó que estaba  desanimado y sin ganas  de hacer nada. Y aunque no me lo dijera, entendí que estaba  evaluando apartarse del  ministerio;  dejar de trabajar para  el Señor. Labor a la que tiempo atrás, al llamado del Señor,  ilusionado se incorporó.

Porque el desánimo, como todos sabemos, es ausencia  de  ánimo; y que el ánimo  es la capacidad que tenemos los humanos de experimentar emociones,  afectos y comprensión.

Seguir leyendo


Sirviendo a dos señores.

 

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas(Mateo, 6:24)

Esto es lo que literalmente dejó dicho el Señor Jesucristo, en cuanto a que se debería tener muy claro el sentido de permanencia; el de saber de quién somos y  a quién servimos.

Seguir leyendo


En esto pensad….

 

Escribe desde la cárcel el apóstol Pablo,  una carta muy emotiva a la iglesia de Filipos. Iglesia que al haberla fundada en uno de sus viajes misioneros le unía  una estrecha y cordial relación.  No fue por casualidad que Pablo acompañado de Silas y Timoteo llegaran a Filipos; el Espíritu Santo  fue el que les llevó allí:

Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió.

Seguir leyendo


Fortaleciendo a los hermanos.

 

Tuvo el Señor Jesús antes de ir a la cruz una conversación privada con Pedro, en la que le dio a conocer los planes que  Satanás había maquinado contra ellos.  Contra los  discípulos que el Padre le había dado. Quería zarandearles,  intentando de esa forma,  hacerles perder la fe en su Maestro y Señor.

Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.

Seguir leyendo


En nuestra propia lengua.

 

La congregación a la que pertenezco al igual que otras muchas,   está integrada en el mundo  digital a través de una  página web y de la red social facebook; medios  que consideramos adecuados para que todo aquel que en la distancia, quiera contactar con nosotros y conocernos, pueda hacerlo.

Pues bien, hace un par de años más o menos,  una joven mujer brasileña se puso en contacto con nosotros, a través de uno  de los medios mencionados. 

Seguir leyendo