Padre vuestro.

 

 

Una de las cosas que más me gustan del Señor Jesús (aunque me gustan todas) es que no se mordía la lengua cuando enseñando, ponía los puntos sobre las íes.

Dejó muy claro lo que se debía tener en cuenta  sobre la  tan en boga “paternidad”. Y no sólo para el tiempo que estuvo caminando sobre la Tierra, sino también para nuestro tiempo.

Enseñó a sus discípulos (a nosotros también) que no tuvieran en cuenta la pretensión de los fariseos y escribas de ser considerados “padres espirituales” para el resto de los judíos y del mundo, como se señala en la porción del evangelio de San Mateo, que a continuación transcribimos:

 Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; más no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. (Mateo, 23:1-9)  

Contexto, el  de estos versos,  que parecen indicar que no se refieren ni al padre que nos engendró, y menos al Padre Eterno, sino a aquellos que se atribuyen por su liderazgo a un dudoso derecho de paternidad espiritual. Derecho que (según ellos)  por ser padres, deben ser apoyados financieramente, servidos, honrados  y obedecidos  en todo o  en casi todo; en contra (como hemos leído)  de la opinión del Señor Jesucristo.

Lo curioso es que si un hijo se aparta de su “padre espiritual”  alejándose del camino o  yéndose a otra iglesia, deja de ser hijo o no se le considera hijo.  Cuando en lo natural (llamaremos así a lo cotidiano) si un hijo se va de la casa paterna,  sea por lo que sea y vaya donde vaya,  nunca dejará de ser hijo,  y sus padres nunca dejarán de ser sus padres y le seguirán amando y preocupándose por él.  Curiosa diferencia ¿No?

Así que, aquí lo dejo, para que cada uno piense en ello y saque sus propias conclusiones.

 

¿Podrías pensar ello?

 

 

 

 

3 comentarios sobre “Padre vuestro.

  1. Magnifíca Palabra, gracias pastor, Jehová tu Dios, uno sólo es….y clara su Palabra en tres personas ‘ Porque nosotros somos la circuncisión, los que en espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne.
    Filipenses 3:3 ”
    Dios es bueno,le ha ungido a UD para bendición de muchos Dios le bendiga.
    Necesitamos comprar lo que vendemos,Dios nos ayude.

  2. Querido Pastor!!!
    Muchas gracias por tu interpretación de esta situación. Que el Señor te siga llevando de su mano, para continuar con la tarea asignada. Bendiciones para la Congregación y los hermanos.
    Gloria a nuestro Señor!!!
    Abrazos.
    CARLOS

  3. Buenos días, estimado hermano:
    Siento mucha alegría recibir palabra de Dios a través de usted, gracias y Dios lo continúe bendiciendo en familia. Muchos saludos, mis más cordiales saludos a su esposa y familia. Yaritza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *