En parábolas.

 

Acercándose el Señor Jesús a sus discípulos, antes de ascender a los cielos, les dijo:  Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Seguir leyendo


Limosna, oración y ayuno.

 

 

Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. Y abriendo su boca les enseñaba….  (Mateo, 5:1-2)

Durante el tiempo que el Señor Jesucristo compartió con sus discípulos, la enseñanza impartida en el llamado Sermón del Monte, alcanzó tal nivel, que a lo largo de los siglos no ha dejado a nadie indiferente por su alto contenido moral y/o espiritual.

Seguir leyendo


El amor como estrategia.

 

Una vez resucitado el Señor Jesús, pidió a los discípulos que durante más de tres años le habían acompañado, dieran a conocer a las gentes, todo lo que durante ese tiempo habían visto y oído de Él. Que como enviados (apóstoles) suyos, proclamaran con autoridad el Evangelio de Salvación e hicieran nuevos discípulos.

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.  

Seguir leyendo


Balance (espiritual) de situación.

Cada año al finalizar el año contable, las empresas, para conocer de manera segura en que condición financiera se encuentran, hacen un balance general llamado de situación.  Y   a pesar que a lo largo del año, se realicen otros balances, llamados de comprobación o provisionales, que, como su nombre indica, sirven para comprobar de manera regular el funcionamiento de la empresa.

Seguir leyendo