Entendiendo La Palabra.

 

El entendido en la Palabra hallará el bien, y el que confía en Jehová es bienaventurado. (Proverbios, 16:20)

Recientemente alguien me dijo que a pesar de llevar bastante tiempo leyendo la Biblia,  no llegaba a entenderla totalmente.

Al no haberle preguntado, no sé si  se refería a tener un conocimiento  intelectual de ella  o entenderla, para llevarla a la práctica.

Lo que sí sé, es que, como le dijo el Señor Jesús a un intérprete de la ley,   ya sea para una cosa o para  otra, si ponemos en práctica todo aquello que hemos llegado a entender (por poco que sea) de La Palabra de Dios,  ganaremos mucho:   

Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?

Seguir leyendo


Todo tiene su tiempo.

 

Considera el autor de Eclesiastés que: Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. (Ecles. 3:1)

Dando para ello, una lista de situaciones, actitudes  y circunstancias, que dependen unas de Dios y otras de los hombres, pero todas y cada una de ellas tienen que ver con los hombres.  (Ecles. 3:2-9)

Una de estas circunstancias, debido a la situación que se encuentra actualmente la humanidad por el fatídico Coronavirus llamado  Covid-19, es la de que ahora,  es “tiempo de abstenerse de abrazar”.

Seguir leyendo


El lino fino.

Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es *las acciones justas de los santos. (Apocalipsis, 19:7-8)

Seguramente como a mí,  te sorprenderá saber que el lino es un textil sumamente costoso por su proceso de transformación  en relación a otras fibras textiles como el algodón.

Seguir leyendo


Yo me congrego. ¿Y tú?

 

 

 

Plantea,  entre otras cosas, el apóstol Pablo,  en la carta (se supone que la escribió él)  que dirige a los Hebreos, que no dejen de congregarse;  ya que algunos se habían acostumbrado a no hacerlo.   Los motivos de esta actitud no los menciona, aunque podrían ser muy variados, aunque injustificados.

Lo que si menciona es por qué  y para qué  debían congregarse.

Seguir leyendo


La higuera estéril.

 

 

Se menciona en el evangelio de Lucas una parábola  del Señor Jesús sobre una higuera;  sobre una higuera estéril. Estéril es un adjetivo que se emplea para identificar todo aquello que no  tiene producción o no genera fruto.  Por lo tanto, una higuera estéril es aquella que no da el fruto que se supone debe dar.  Así que veamos la parábola en cuestión:

Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló.  

Seguir leyendo


La Piedad como apariencia.

 

 

En la segunda de las cartas que el apóstol Pablo le dirige a su discípulo Timoteo, entre otras muchas recomendaciones, le advierte del carácter y comportamiento de los hombres en los últimos tiempos:

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,  sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

Seguir leyendo